Volver a ver el capítulo 8×03 de ‘Juego de Tronos’ en Blu-ray 4K un año después ha hecho que cambie de opinión sobre el streaming

Volver a ver el capítulo 8x03 de 'Juego de Tronos' en Blu-ray 4K un año después ha hecho que cambie de opinión sobre el streaming

Soy una persona que está totalmente a favor del actual modelo de streaming de series y películas. Además de la gran variedad de contenidos que está trayendo a nuestras vidas, las plataformas están poniendo en nuestras manos calidades de imagen que, a la vieja usanza, requerirían grandes desembolsos de dinero por reproductores físicos y contenidos. Por no hablar de cuántos años tardaremos en ver 4K HDR en la TDT.

Sin embargo, a la vez que agradezco la idiosincrasia de la etapa en que nos ha tocado vivir en lo audiovisual, también la rechazo. Sobre todo, por lo que viví el año pasado al ver el capítulo 8×03 de ‘Juego de Tronos’ en streaming en HBO, y por lo que he vivido recientemente al volver a verlo en todo su esplendor en la versión física de Blu-ray UHD, en 4K.


El streaming en HBO es todo lo opuesto a lo que una serie como ‘Juego de Tronos’ representa técnicamente, y a lo que podemos ver en 4K

El año pasado, quise no ver nada de ‘Juego de Tronos’ hasta que la serie no hubiera acabado, intentando evitar spoilers, algo que conté en Xataka. Sin embargo, no pude evitar leer artículos de mis compañeros sobre lo mal que se vio el tercer capítulo de la octava temporada, llamado ‘La Larga Noche‘.

La primera reacción lógica quizá era pensar que exageraban, y que el capítulo no se veía tan mal. Pero, siendo HBO, y confiando como confío en mis compañeros, primero lo creí, y luego lo comprendí al hacer el gran maratón con el que vi la temporada final en una misma sesión.

Se habló sobre si la culpa era de nuestros televisores, si el hecho de que el capítulo fuese tan oscuro llamaba a querer ocultar problemas con el CGI, pero la realidad no era otra que que la emisión de HBO en Full HD no estaba a la altura. Es algo que puedo decir tras verlo en streaming en móvil en pantalla LCD, en móvil con pantalla OLED, y en televisores LCD y OLED.

Tras ver el capítulo en el mejor soporte posible, la conclusión es que lo que falla no es nuestro televisor, sino la tecnología y la compresión que emplea HBO en su plataforma

Independiente de la gama del televisor y de los ajustes, el 8×03 de ‘Juego de Tronos’ tiene escenas en las que es difícil saber lo que pasa, y en la que una amalgama de macrobloques, banding, molestos artefactos de compresión, y píxeles en movimiento cobran más protagonismo que los personajes de la serie en muchos momentos.

El problema es que pese a contar a uno de los mayores presupuestos de la historia de la televisión, la plataforma en que se emite sea muy pobre a nivel técnico. Y esto es algo que percibí en su día, y que quería comprobar con los mejores medios disponibles cuando HBO comercializara el Blu-ray UHD con HDR. Y qué diferencia, tras haberlo visionado en casa recientemente.

En las mejores circunstancias, con disco físico en un televisor LG OLED C9 de 65″, ‘La Larga Noche’ sigue siendo un producto tremendamente exigente, que lleva el panel al máximo de sus capacidades para mostrar todos los elementos pretendidos. Pero, sobre todo, es un producto, que por primera vez se disfruta de verdad, y si no eres tan exigente, por primera vez se ve tal y como se planteó en la sala de masterización.

Got 2

El bitrate del disco físico llega a ser 21 veces superior al de la aplicación de HBO en televisores, web y dispositivos, pero no solo eso. En Blu-ray UHD, el vídeo va codificado en H.265/HEVC, lo que supondría que, incluso a igualdad de bitrate que en el H.264 a 3-4 Mbps en que emite HBO en 1080p, la calidad de imagen sería mucho más aceptable, y quizás, digna, pues sin dar mucho más que eso a igual resolución, no hay quejas sobre Netflix o Amazon.

‘La Larga Noche’ en 4K HDR sigue siendo un contenido difícil de mostrar, como he dicho, que no ofrece la máxima nitidez que veremos en disco físico, ante la cantidad de contenido sin apenas iluminación que vemos, pero en el que no hace falta intuir qué hay en las sombras: todo se ve a primera vista.

Y mientras que el buen bitrate juega su papel, tampoco hay que olvidar el que juega el HDR y su recorrido de color BT.2020, que además de una tremenda recuperación del detalle en sombras y mejor representación de las altas luces (fuego de dragón y llamas en general), elimina mucho del banding gracias a los 10 bits de la emisión.

Millones de personas han visto la obra más ambiciosa de la historia de la televisión, pero lo han visto en malas condiciones

Juego de tronos

Mi opinión sobre el streaming ha cambiado. Y sobre todo, sobre el streaming de HBO. Ha permitido que millones de personas a lo largo del mundo vean simultáneamente un evento generacional como ha sido ver la temporada final de ‘Juego de Tronos’. Pero lo ha permitido, por los problemas técnicos de la plataforma, con unas condiciones pobres.

Por una parte, HBO, como cuna de grandes series y como histórica de la televisión, debería mejorar tecnológicamente. Si Apple con Apple TV+ puede (con la mejor calidad de imagen del sector), o Disney y Netflix pueden, HBO tiene que poder, porque tanto importa que el contenido sea de calidad, y ahí es la mejor, como que el mejor contenido pueda ser visto en las mejores condiciones.

Y esas solo han llegado meses después de su estreno y con un gran desembolso por parte del usuario. Todo esto hace pensar que no es que el streaming sea bueno tal y como es, pero que se pueden ofrecer alternativas para quien crea que las necesite. Al igual que Tidal permite escuchar música en mejor calidad que sus competidores, incluso en calidad máster, HBO podría optar por permitir la descarga digital pagando más de lo que cuesta la suscripción. Por ejemplo, con un alquniler en la plataforma de Apple, que asegura una media de calidad comparable a la media del Blu-ray.

La calidad de HBO es tan pobre que no han tenido que rebajarla en el confinamiento

No es que tengamos que convertirnos todos en Christopher Nolan o Quentin Tarantino y querer ver contenidos con proyección en 70 milímetros, pero la última temporada de ‘Juego de Tronos’ ha sido un reto de producción lo suficientemente grande como para que HBO hubiera hecho cambios antes de lanzarla. Y, por desgracia, la calidad de HBO Max, aunque mejora, sigue lejos de ofrecer lo esperado en 2020: buen 4K (o 4K a secas) y HDR. Incluso un muy buen 1080p sería suficiente, teniendo en cuenta que el master de la serie está en 2K, y de ahí se escala a 4K.

A los fans de la serie que lamentaron ver manchas en lugar de a Jon y Daenerys a lomos de Rhaegal y Drogon sobrevolando Invernalia, les diría que traten de ver la serie en un formato que no implique la aplicación o web de HBO. La percepción de este capítulo cambiará, aunque no su contenido.

Por último, el confinamiento ha demostrado que por mucho que mejore el streaming, no somos dueños de lo que vemos en sentido alguno, y que aunque normalmente el contenido sea de calidad, eso puede cambiar. Netflix, por ejemplo, sigue reduciendo enormemente la calidad de imagen, y películas como Iron Man, en Full HD, se ven incluso peor que ‘La Larga Noche’. 2020 nos ha dejado cosas peores, claro está, pero el formato físico sigue y seguirá presumiendo de ventajas que de momento no tienen visos de cambiar pronto.


La noticia

Volver a ver el capítulo 8×03 de ‘Juego de Tronos’ en Blu-ray 4K un año después ha hecho que cambie de opinión sobre el streaming

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Antonio Sabán

.

Esto fue tomado como referencia Antonio Sabán – Clic para ir a la fuente

Comments are closed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com